Análisis: ¿Regresarán o no los migrantes venezolanos?
jmontoya
11 de junio de 2024
Análisis: ¿Regresarán o no los migrantes venezolanos?

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estima que, en lo que va de 2024, alrededor de 7,7 millones de venezolanos migrantes están fuera de su país de origen.

Esta institución, una organización intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se enfoca en abordar la migración, indicó que la mayoría de los migrantes y refugiados venezolanos residen en países de acogida como “Colombia (2,9 millones), Perú (1,5 millones), Brasil, Ecuador y Chile”.

También apuntó que aunque en los países de acogida ha habido avances en la regularización, “un gran número de migrantes y refugiados no cuentan con documentos migratorios, con la consiguiente limitación de acceso a la protección social en algunos países”.

A estas cifras se suman las que proporciona ACNUR, (Agencia de la ONU para los Refugiados) en cuya página web oficial destacó que, de los 7,7 millones de venezolanos que forman parte de la ola migratoria, unos 230 mil connacionales son reconocidos como refugiados y al menos un millón son solicitantes de asilo.

Ante esto, el escenario de un posible retorno de connacionales ha sido parte del discurso político y social. Sin embargo, hay variables sociales, políticas y económicas que indicen directamente en la cantidad de venezolanos que realmente pueden concretar un regreso al país.

Migrantes venezolanos: Los que podrían regresar

Trino Márquez, sociólogo y profesor titular de la Escuela de Sociología de la Universidad Central de Venezuela (UCV), explicó que estadísticamente el retorno de migrantes a sus países de origen “es relativamente bajo en general”.

Precisó Márquez que el retorno, estadísticamente, se sitúa entre el 10% y 15% de personas que finalmente retornan al país, según experiencia y análisis histórico de procesos migratorios del Fondo de Población de las Naciones Unidas y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“La experiencia histórica demuestra que entre 10%, 12% o 15% de los migrantes regresan de forma general. ¿Por qué? Porque la gente se estabiliza en los países de recepción, establece familias, se casa con  personas de los países de acogida, consigue empleo y porque, en general, establece vínculos profundos, crea comunidades y crea nexos. Y esa es un ancla muy poderoso para que la gente se quede”, detalló el también especialista en Ciencias Sociales.

Un enunciado con el que concuerda el economista y profesor de la UCV, Luis Crespo, quien expresó que el retorno de migrantes es un tema “complejo y heterogéneo” y que está relacionado también con la temporalidad que tengan en los países de acogida.

Entre cero y 5 años

“Si tienen entre cero y cinco años, entre cinco y diez años, entre diez y quince años en los países a los que migraron, porque, en definitiva, de eso depende el nivel de estabilidad, de identificación, de desarrollo de estos ciudadanos venezolanos en otras latitudes y que han podido concretar o no sus proyectos”, expuso.

Por ende, es enfático al apuntar que no se debe esperar un retorno de un 50% de connacionales, ya que “no es factible”.

“Lo que sí es que pudiéramos estar claros en que existen expectativas en un porcentaje de esa población que está afuera, que no ha logrado concretar sus proyecto, que son víctimas de exclusión y que este porcentaje puede estar concentrado entre los que tiene entre cero y cinco años fuera del país. Allí pudiera existir un porcentaje de venezolanos a retornar.

Sin embargo, Crespo enfatizó que un punto a considerar es que hay un porcentaje de la población migrante venezolana en el cual “hay perseguidos políticos, hay venezolanos que se van o que se fueron porque el país no tiene condiciones socioeconómicas para creer en posibilidades de desarrollar un proyecto de vida”.

¿El país cuenta con infraestructura para sostener el retorno de migrantes?

Trino Márquez estimó que las condiciones actuales del país, en cuanto a infraestructura y servicios públicos, representan un cisma en la acogida masiva de connacionales que decidan retornar.

“Si los venezolanos que estamos en el país ya lidiamos con severas deficiencias con el suministro de electricidad, de agua potable, transporte público, educación, salud; si hubiese un masivo regreso de venezolanos, ese problema se multiplicaría y habría que hacer nuevos ajustes”, puntualizó el sociólogo.

Con esto, Márquez recalcó que “el país no está en condiciones de recibir una afluencia masiva de venezolanos que retornen” y agregó que las opciones de desarrollo económico y laboral para ellos también sería limitadas si persisten las condiciones actuales, un panorama que podría cambiar en un lapso de dos a tres años en caso de que existan cambios en el modelo económico y político.

“En ese lapso de tiempo se podría producir un crecimiento importante de la economía porque Venezuela recibiría el apoyo de los organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Mundial (BM), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y probablemente de otros países, porque para todo el continente sería muy importante que Venezuela se estabilizara políticamente y que creciera económicamente”, señaló.

Luis Crespo

Para el economista Luis Crespo, es un panorama que, en las condiciones actuales, es difuso.

“Venezuela es una economía muy débil, en la cual desde el 2013 a 2021 se destruyó el 75% aproximado de su producción interna y de los grandes montajes de capacidades productivas. Hay inestabilidad política, incertidumbre y”, declaró el también articulista y conferencista.

Crespo dijo que entre los resultados de la más reciente Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) de 2023, “la pobreza multidimensional supera el 51%, la pobreza por línea de ingreso supera el 80% y son variables que reflejan un país con asimetrías en términos de desigualdad, inequidad, pobreza e inmigración interna”.

Migración: Los escenarios

El economista Luis Crespo enfatizó que gran parte de los factores que motivaron los migrantes venezolanos, en aspectos como la incertidumbre política, deterioro económico del país y condiciones de vida, no han sido superados y que las expectativas se centran en el proceso electoral presidencial próximo.

«En la medida que las expectativas sobre las elecciones vayan dando respuesta a esa incertidumbre, las perspectivas de retorno en distintas magnitudes aumentarán. O se acelerará el éxodo si no vemos un cambio en esas condiciones», describió.

Una visión que el sociólogo Trino Márquez refuerza al sumar que, de ocurrir un cambio político, el retorno de connacionales se podría estimar entre el 10% y 15%, una cifra que podría estar, de acuerdo a la cantidad de migrantes nacionales que reportan organismos internacionales, entre 750.000 y 1.125.000 venezolanos.

El académico dijo que la proyección, en caso de que se mantenga el sistema político actual, apunta a «un incremento muy significativo del éxodo venezolano. ¿Por qué? Lo más probable es que las condiciones de precariedad económica se agudicen (…) y ya no de los sectores medios, de los sectores profesionales, sino básicamente de gente humilde».

FMI

Todo esto se desarrolla en un contexto económico en el cual organismos como el Fondo Monetario International (FMI) proyectaron un crecimiento económico para Venezuela alrededor del 4% para 2024, por lo que Luis Crespo estimó que ese desarrollo económico debe verse bajo la perspectiva acorde con la realidad.

«Apenas han pasado tres años desde que inició una leve reactivación de la economía, luego de estar en un largo periodo de depresión económica. Venezuela no ha transformado su modelo productivo, por ende el tema de desarrollo económico es una tarea pendiente».

Información Banca y Negocios

jmontoya