Bonos venezolanos pierden valor en el mercado ante posible reinstauración de sanciones
Angie Betancourt
31 de enero de 2024
Bonos venezolanos pierden valor en el mercado ante posible reinstauración de sanciones

 

Los bonos de deuda soberana emitidos por el Estado venezolano, así como otros instrumentos financieros de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), experimentaron una caída pronunciada en sus precios en el mercado bursátil durante la jornada de este martes 30 de enero.

De acuerdo con operadores en bolsa y datos de precios indicativos recopilados por Bloomberg, el precio de los bonos del gobierno de Venezuela con vencimiento en 2027 bajó 2,2  centavos de dólar hasta los 19,2 centavos.

Estos resultados marcan la mayor caída en más de tres años para estos bonos soberanos con vencimiento en 2027.

Por su parte, los bonos de Pdvsa con vencimiento en 2026 cayeron alrededor de un centavo de dólar, un poco menos que los soberanos.

Somalia y Venezuela lideran lista de países más corruptos del planeta

Los bonos venezolanos adquirieron un mayor desde octubre, a raíz de la flexibilización de sanciones aprobada por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro estadounidense, pues había un mayor margen para negociar con ellos sin las restricciones. Esto supuso una resurrección de estos instrumentos, que han estado en default desde 2017, a pesar de que mantengan valor en el mercado secundario.

Ahora estos instrumentos sufren un revés causado por la incertidumbre que predomina en el mercado a causa de la posibilidad de que Estados Unidos revierta la flexibilización de sanciones en Venezuela.

Washington confirmó que no pretende renovar las licencias otorgadas en octubre, con vigencia de seis meses, si la candidata unitaria de oposición, María Corina Machado, no es habilitada para participar en las elecciones presidenciales venezolanas. En caso de que la inhabilitación se mantenga, en abril se retirarán los alivios otorgados por la OFAC, complicando nuevamente la negociación de los bonos.

Para los tenedores de estos bonos, la advertencia de Estados Unidos llega en el peor momento posible, pues el mercado estaba a la expectativa de que JPMorgan Chace & CO decidiera, antes del 31 de enero, si aumentaría la ponderación de Venezuela en los índices bursátiles, pues su veredicto suele generar un impacto en el mercado. Pero, en esa espera, se presentó esta nueva confrontación entre Caracas y Washington, con lo que los bonos cayeron.

Una nota escrita en noviembre por Simon Weaver, responsable global de estrategia de crédito de mercados emergentes del banco financiero Morgan Stanley, argumentaba que si JPMorgan aumentaba la ponderación de Venezuela, pudo haberse producido una demanda de bonos por un valor de hasta $1.500 millones.

La revisión de las sanciones aumenta las posibilidades de que JPMorgan posponga la decisión retrasando el periodo de evaluación, dijo Carlos de Sousa, inversor de Vontobel Asset Management en Zurich.

Información Tal Cual

Angie Betancourt