Carlos Alcaraz gana por primera vez a su ídolo Nadal y se confirma como el heredero
Orlando Piñango
6 de mayo de 2022
Carlos Alcaraz gana por primera vez a su ídolo Nadal y se confirma como el heredero

Información Marca

Habían pasado 366 días del primer enfrentamiento entre los dos jugadores que simbolizan el presente y el futuro de la ‘Armada’.

Carlos Alcaraz se tomó la revancha de aquella primera vez con Rafael Nadal y también de la semifinal de Indian Wells para confirmar en Madrid y en España que es el heredero tras un resultado de 6-2, 1-6 y 6-3. La lucha de estilos terminó con un espectacular pasante de derecha.

En el 20 aniversario del torneo madrileño se daba un hecho sin precedentes: siete de los ocho primeros cabezas de serie estaban en cuartos. Sólo había fallado Casper Ruud. La última vez que se había producido este hecho en un torneo de la categoría fue en Roma 2015.

Nunca antes se había dado un enfrentamiento de cuartos en un Masters 1.000 entre dos jugadores con tanta diferencia de edad: 16 años y 11 meses.

Alcaraz esperaba que la mayor parte de la grada estuviera con su histórico y condecorado rival. Fue bastante imparcial aunque reconociendo la trayectoria del balear. En la previa, ambos se habían quitado el papel de favoritos por diferentes razones.

En el caso de Nadal, por llegar sin ritmo de competición tras un parón de 45 días por una fisura en las costillas. El murciano recordaba los galones de Rafa en la superficie donde se ha mostrado el más dominante de siempre.

Suyo fue el primer set después de romper hasta tres veces el servicio a su adversario. Si hay alguien que corre bien a las dejadas es el balear.

A pesar de ello, Carlitos le atraía a la red con éxito y machacaba aún más el físico del campeón de 21 grandes y el que más veces ha inscrito su nombre en el trofeo madrileño. A su repertorio le añadía saques a 227 kilómetros por hora y certeras voleas.

Nadal tomó por primera vez la delantera en el marcador con 1-0 en la segunda manga. Los seguidores querían épica y aplaudían al eterno campeón.

Lo más difícil en el tenis es cerrar los partidos y eso es lo que le faltaba al murciano. Rafa tiró de jerarquía y de las pocas energías que le quedaban para fabricarse un 0-40.

Carlos Alcaraz gana por primera vez a su ídolo Nadal y se confirma como el heredero

Alcaraz dio la vuelta, pero el duelo se había igualado. El pupilo de Juan Carlos Ferrero resbaló peligrosamente en el último punto del tercer juego. Se torció completamente el tobillo y apoyo mal los brazos en la caída.

Apareció rápidamente el fisioterapeuta para vendarle la zona afectada. La preocupación era evidente en el banquillo del joven tenista. La pregunta es si cambiaría el decorado del partido. Lo hizo porque recibió una rotura en blanco: 3-1 y Nadal se llevó 13 de los siguientes 14 puntos.

Alcaraz se quejaba también del dedo pulgar de la mano, con evidentes gestos de dolor. La preocupación ya no era sólo Madrid sino Roma y, sobre todo, Roland Garros.

Por si la tarde no era lo suficientemente accidentada, una indisposición de un espectador paró el partido con 40-15 en el quinto juego. Pasaron 10 minutos que lo enfriaron todo.

Alcaraz aprovechaba para probar sus apoyos y mirarse la mano. En la reanudación, el líder de la ‘Armada’ disparó el tanteo hasta el 6-1, firmando las tablas.

Carlos había perdido el esquema: jugaba a tiros y con continuadas subidas a la red. Su lenguaje corporal no invitaba al optimismo. Se marchó a los vestuarios para refrescar sus ideas y cambiar el color de su camiseta.

El jugador de El Palmar volvió a enfocarse en el inicio de la tercera manga y lo demostró con su cuarto ‘break’. Se situó con un 4-1 favorable. Nadal intentó darle la vuelta, como siempre. Pero sus siete vidas se agotaron en los octavos con David Goffin.

Para reconocer la dificultad de lo realizado por el tenista de Carlos vale con una estadística: la leyenda balear sólo había cedido 43 de los 507 partidos disputados sobre tierra. De hecho, el joven es el primero menor de 20 años capaz de acabar con la resistencia del rey de la tierra.

El semifinalista más precoz

Alcaraz es el tenista más joven en unas semifinales de Madrid con 19 años y 1 día, superando a Denis Shapovalov (19 años y 1 mes) y el propio Nadal (19 años y 5 meses).

Carlos es momentáneamente el sexto del ranking ATP, a la espera de lo que haga Andrey Rublev con Stefanos Tsitsipas. Ha ganado en nueve ocasiones a tenistas del ‘top10’. Mañana le espera el más difícil: el número uno, Novak Djokovic.

Orlando Piñango