Descubrimiento que une a todas las personas de ojos azules
Redacción Web
10 de octubre de 2022
Descubrimiento que une a todas las personas de ojos azules

 

Una investigación descubrió datos reveladores acerca de un rasgo facial de los seres humanos que diferencia a uno de otros. Se trata del color de los ojos, ya sean negros, marrones, verdes, celestes o azules. Este último color, que marca un claro diferencial al observar cara a cara a otra persona, tiene una historia científica atrás que los engloba: entre el 8 y el 10 por ciento de la población mundial tiene ojos azules. Sin embargo, hay más detrás por conocer.

El profesor Hans Eiberg, del Departamento de Medicina Celular y Molecular, le reveló, en primer lugar, al sitio especializado Science Daily la diferencia que existe con las tonalidades de color verde, otra de las gamas existentes “Las personas que tienen ojos verdes se pueden explicar por el hecho de que tienen una cantidad reducida de melanina en el iris, que es muy diferente a los de ojos azules”.

A la hora de adentrarse a la cuestión central, el profesional vertió los datos de la investigación y le agregó un concepto histórico: “En cambio, todos los individuos de ojos azules están vinculados al mismo ancestro. Todos han heredado el mismo interruptor exactamente en el mismo lugar de su ADN”.

Además, para aclarar el panorama y brindar aún más certezas, confirmó que este tipo de color en los ojos es por un gen recesivo, lo que significa que debe tener dos de ellos para que el color se vuelva evidente.

Al indagar sobre el origen de esta revelación, los científicos consignaron que la mutación genética provino de un ser humano “singular” que vivió hace 10 mil años y profundizaron el estudio mediante el gen OCA2, que determina el nivel de pigmento marrón en el ojo humano.

Los ojos verdes significan que la persona tiene una cantidad reducida de melanina en el iris
Los ojos verdes significan que la persona tiene una cantidad reducida de melanina en el iris

Adentrándose en el color azul, la misma mutación genética da como resultado que los ojos de esta tonalidad provienen de otro gen, completamente diferente, que deja sin efecto el anteriormente nombrado, llamado HERC2, y modifica el color marrón por este otro.

Las diferentes teorías y complejidades del asunto fueron descubiertas 2008 por científicos de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, quienes localizaron inicialmente dicha mutación y al empezar a desandar el camino, empezaron a encontrar otros datos que sirvieron para ir rearmando la historia.

En principio, se cree, mediante la investigación pertinente, que la mutación podría haberse dado cuando los humanos migraron desde África a Europa, lo que daría como resultado, de alguna manera, que la mayoría de las personas de ascendencia europea, generalmente, tiene los ojos de la tonalidad azul.

Con algunos datos precisos y otros que requerirán la precisión quirúrgica para confirmarlos, la ciencia volvió a dar un nuevo paso en búsqueda de un dilema que, en silencio, comenzó a ser investigado y con el correr del tiempo, sumado a la constante actualización de datos, buscará ser un motivo de orgullo para los científicos.

Información La Nación

Redacción Web