Día del Padre: la tradición que nació de una tragedia
Clara Trueba
16 de junio de 2024
Día del Padre: la tradición que nació de una tragedia

El Día del Padre no siempre fue una fecha festiva y con tintes alegres. En Estados Unidos esta celebración tuvo sus raíces en una tragedia que ocurrió el 6 de diciembre de 1907 en Marion County, West Virginia. En aquel día, una explosión devastadora sacudió las minas número 6 y 8 de la Fairmont Coal Company, lo que provocó la muerte de 362 hombres, de los cuales 250 eran padres, recordó WBOY.

Este incidente, conocido como el Desastre de la Mina Monongah, es aún el más mortífero en la historia minera de West Virginia. La Central United Methodist Church organizó la primera celebración del Día del Padre en 1908 para honrar a estos hombres que perdieron la vida.

Según información publicada por CBS NewsGrace Golden Clayton convenció al pastor de la comunidad para que se realizara un servicio especial en memoria de los padres fallecidos. Este servicio tuvo lugar el 5 de julio de 1908 en la Williams Memorial Methodist Episcopal Church.

El desastre dejó un saldo devastador, ya que 1,000 niños se quedaron sin sus papás, familias sufrieron la pérdida irreparable de sus seres queridos y marcó profundamente a la comunidad local y según explicó WBOY, hasta la fecha de hoy se continúa realizando ceremonias en la iglesia local para honrar a los papás vivos y a los fallecidos.

El evento de 1907 no solo desencadenó una celebración anual, sino que también dejó un legado duradero en la comunidad y en la historia del país. Las imágenes de las esposas esperando a sus maridos en la mina número 8 y la vista de los muertos del desastre de Monongah son recordatorios sombríos de ese trágico día. Estas fotos históricas se pueden encontrar en el West Virginia & Regional History Center en la West Virginia University.

Consagración de la celebración del Día del Padre

El Día del Padre inicialmente fue una conmemoración regional, pero otros estados comenzaron a adoptar la celebración. En 1910, Sonora Smart Dodd, inspirada por Anna Jarvis, la fundadora del Día de la Madre, promovió activamente la idea en el estado de Washington.

Gracias a su esfuerzo, la fecha para los papás se convirtió en una festividad oficial en 1966, cuando el presidente Lyndon B. Johnson la proclamó como día nacional. Finalmente, fue establecida como una celebración permanente por el presidente Richard Nixon en 1972.

Con el paso del tiempo, esta festividad en honor a los padres transformó su significado al convertirse en una celebración nacional. La festividad se observa el tercer domingo de junio en todo el país, un momento para reconocer la influencia de los padres en la crianza y educación de sus hijos.

La tragedia en Monongah actuó como un catalizador para el establecimiento del Día del Padre, y aunque su origen está arraigado en un evento doloroso, hoy la celebración es una oportunidad para agradecer y honrar a los padres en vida. Cada año, se reconoce su importancia y se celebra la figura paterna, transformando el dolor del pasado en una ocasión de gratitud y respeto.

Lea también: NUEVA YORK TENDRÁ LEY PARA ACCESO DE NIÑOS A REDES SOCIALES

Clara Trueba