¿Quién es Ruth Gottesman y por qué donó mil millones de dólares a estudiantes de medicina?
Carmen Elena Ascanio
28 de febrero de 2024
¿Quién es Ruth Gottesman y por qué donó mil millones de dólares a estudiantes de medicina?

Ruth Gottesman, profesora emérita, anunció este lunes en qué consistía la donación que había realizado a la Escuela de Medicina Albert Einstein del Bronx, en Nueva York, lo que provocó que los alumnos saltaran de sus asientos y estallaran en aplausos y vítores.

Y es comprensible, ya que los US$1.000 millones que Gottesman, de 93 años, entregó a esta facultad radicada en el distrito más pobre de la ciudad servirán para pagar a perpetuidad las tasas universitarias de los alumnos, que ascienden a US$59.000 al año.

 

Una de las donaciones más grandes hecha a una Universidad 

Se trata de una de las donaciones más grandes jamás realizadas a una universidad de EE.UU. y la mayor a una facultad de Medicina.

A los estudiantes que se encuentran cursando su último año se les reembolsará la matrícula del último trimestre y, a partir de agosto, todos los alumnos, incluidos los que están actualmente inscritos, recibirán matrícula gratuita.

 

Más de 50 años vinculada a la Albert Einstein 

Ruth Gottesman, que hoy forma parte de la Junta Directiva de la universidad, lleva más de 50 años vinculada a la Albert Einstein.

Doctorada en Educación por la universidad de Columbia, la profesora se unió al Centro de Evaluación y Rehabilitación Infantil de la Albert Einstein en 1968.

Allí, en una época en la que los problemas de aprendizaje a menudo no se reconocían y se diagnosticaban erróneamente, desarrolló modalidades de detección, evaluación y tratamiento ampliamente utilizadas que han ayudado a decenas de miles de niños, según la universidad.

 

¿De dónde procede la fortuna que ha permitido tan generoso regalo?

La benefactora también es la viuda de David “Sandy” Gottesman, quien fue uno de los primeros inversores en Berkshire Hathaway, el conglomerado multinacional de Warren Buffet.

Sandy, con quien Ruth estuvo casada durante 72 años, falleció en septiembre de 2022 a la edad de 96 años.

“Me dejó, sin que yo lo supiera, una cartera completa de acciones de Berkshire Hathaway”, dijo la profesora al diario The New York Times. Las instrucciones eran muy simples: “Haz lo que creas correcto con él”.

 

Su esposo lo habría aprobado

Aunque nunca llegó a saber lo que su esposa decidió finalmente hacer con la fortuna, es probable que hubiera dado su aprobación.

A lo largo de su vida, el inversor, cuya fortuna fue valorada por Forbes en US$3.000 millones en el momento de su muerte, donó US$330 millones a obras caritativas.

Ruth Gottesman, quien en 1992 inició el Programa de Alfabetización de Adultos en el CERC, el primero de su tipo y que todavía está en funcionamiento, y en 1998 fue nombrada directora fundadora del Centro Emily Fisher Landau para el Tratamiento de Discapacidades de Aprendizaje, llevaba años rumiando qué hacer con el dinero y sus hijos la animaron para que no dejara pasar el tiempo.

 

Volker Türk: Países han convertido a la ONU en un chivo expiatorio para esconder errores políticos

 

Durante años, la profesora había entrevistado a cientos de futuros alumnos y conocía de primera mano cuál era la principal dificultad a la que se enfrentaban: las cuantiosas tasas universitarias, que se convertían en una barrera imposible de superar para muchos, y en un pesado lastre para los que optaban por préstamos universitarios.

Según cifras de la escuela, más de la mitad de los alumnos deben más de US$200.000 cuando se gradúan.

En un comunicado, el decano de la universidad, Yaron Yomer, aseguró que la donación de Gottesman es “transformadora” para la escuela, y “revoluciona radicalmente nuestra capacidad de seguir atrayendo estudiantes comprometidos con nuestra misión, no sólo aquellos que pueden permitírselo”.

El generoso regalo “liberará y animará a nuestros estudiantes, permitiéndoles realizar proyectos e ideas que de otro modo serían prohibitivos”, añadió Yomer.

 

Espera beneficiar a muchos estudiantes 

Gottesman espera que la donación permita abrir la escuela a muchos estudiantes “cuya situación económica es tal que ni siquiera pensarían en ir a la facultad de medicina”, le dijo al New York Times.

Alrededor de la mitad de los estudiantes de primer año de la Einstein son de Nueva York y en torno al 60% son mujeres. Las estadísticas publicadas por la escuela muestran que cerca del 48% de sus alumnos son blancos, el 29% asiáticos, el 11% hispanos y el 5% negros.

A diferencia de otros donantes, que buscan asociar su nombre a la obra caritativa y que quede así para la posteridad, Ruth Gottesman ha pedido que no cambien el nombre de la escuela, que abrió en 1955 y fue nombrada en honor del premio Nobel que desarrolló la Teoría de la Relatividad.

 

Gratuidad de la matrícula 

La donación permitirá la gratuidad de la matrícula para todos los alumnos a perpetuidad.

En un principio, ni siquiera quería que se asociara su nombre a la donación, según relató Philip Ozuah, presidente de Montefiore Einstein, la organización que alberga tanto la facultad de Medicina como el Sistema de Salud Montefiori, una red de 14 hospitales situados en su mayoría en el Bronx.

Finalmente fue convencida de que su historia podría inspirar a otras personas.

 

Agradecida de su difunto esposo 

Según Gottesman, los médicos que se forman en la Einstein continúan “proporcionando la mejor atención médica a las comunidades aquí en el Bronx y en todo el mundo”.

Los más de 100 estudiantes que cada año ingresan a la Escuela de Medicina Albert Einstein, “se van como científicos magníficamente capacitados y médicos expertos y compasivos, con la experiencia para encontrar nuevas formas de prevenir enfermedades y brindar la mejor atención médica a las distintas comunidades aquí en el Bronx y en todo el mundo”, añadió en un comunicado

La profesora emérita dijo sentirse muy agradecida a su difunto esposo por dejar estos fondos a su cuidado, y por “tener el gran privilegio de hacer esta donación a una causa tan valiosa”.

La cuantiosa donación permitirá financiar las matrículas de los estudiantes de la Einstein a perpetuidad.

 

¿Qué habría pensado su marido del generoso regalo?

“Espero que esté sonriendo y no frunciendo el ceño”, aseguró. “Él me dio la oportunidad de hacer esto y creo que estaría feliz, eso espero”.

 

 

Con información de BBC News Mundo

 

Carmen Elena Ascanio

Carmen Elena Ascanio: Periodista egresada de la UCAB. Exitosa experiencia en medios televisivos, radiales, impresos, digitales y periodismo institucional.