Esta es la historia detrás de la “servilleta de Messi”
Orlando Piñango
18 de mayo de 2024
Esta es la historia detrás de la “servilleta de Messi”

La empresa británica Bonhams vende la servilleta de papel que selló el vínculo entre el Barça y el padre de Lionel Messi.

El Barcelona selló (supuestamente) el fichaje del jugador más importante de su historia, Leo Messi (672 goles y 35 títulos, incluidas cuatro Champions), en el bar de un club de tenis y con un contrato de palabra, firmado en una servilleta.

El principio de acuerdo para firmar al jugador argentino de 13 años fue escrito en una servilleta hace casi 25 años en el club de tenis de Barcelona. Un contrato formal y detallado del club le siguió poco después.

Ese pacto lo firmaron Carles Rexach, director deportivo del club, y los agentes Josep Maria Minguella y Horacio Gaggioli.

Este viernes 17 de mayo, la servilleta, un tesoro guardado durante años en diferentes cajas fuertes, se ha subastado en la casa Bonhams de Londres. El precio de salida era de 350.000 euros y se ha vendido por unos 890.000 euros.

Una historia de papel

El presupuesto del Barsa en la temporada 2001-2002, la primera de Lionel Messi en el club, era de 25.660 millones de pesetas (154 millones euros). Esta campaña, Joan Laporta espera ingresar 854 millones, aunque el récord lo registró el año de las palancas (venta de activos): 1.259 millones. Es decir, en 22 años el Barça ha aumentado sus ingresos en 800 millones. “Otra época, otro fútbol”, recuerda Antón Parera, director general de la entidad azulgrana, primero durante la presidencia de Josep Maria Núñez y luego con Joan Gaspart. “Todo era…”, añade Parera, antes de tomarse unos segundos para reflexionar; “más normal”. Normalidad, en este caso, vestida de romanticismo y de misticismo.

En el año 2000, cuando Argentina estaba destinada a la peor crisis económica de su historia (la situación financiera y social terminó con el corralito de 2001), la familia Messi meditaba mudarse a Australia. Jorge, jefe de personal de una empresa en Rosario, buscaba un futuro mejor para sus cuatro hijos: Rodrigo, Matías, Lionel y Marisol. Fue entonces cuando apareció el Barcelona y una doble posibilidad de crecimiento: para un canijo Lionel (tenía un problema hormonal y el club catalán le pagaría su tratamiento) y otra para todos los Messi. “El día en que salimos desde Argentina con un bagaje de sueños e ilusiones, pero también con muchos miedos, Lionel parecía disfrutar de ese viaje. Seguramente, en su cabeza solo giraba la idea de conocer, llegar y quedarse en Barcelona. Pero supongo que también empezaba a forjarse la idea de triunfar en lo que más quería: el fútbol”, escribió Jorge después de que Leo ganara su quinto Balón de Oro.

Con información de: AP

Lea también ¿PROBLEMAS PARA XAVI EN BARCELONA? BUSCAN ENTRENADOR

 

Orlando Piñango