Estudio sobre la efectividad de la «regla de los cinco segundos»
Whinder Castrillo
20 de mayo de 2024
Estudio sobre la efectividad de la «regla de los cinco segundos»

Tal vez usted haya visto a algún conocido recoger rápidamente la comida que se le cae al piso, sobre todo cuando es uno de sus manjares favoritos, y argumentar que no estuvo suficiente tiempo en el suelo para ensuciarse, aplicando la conocida «regla de los 5 segundos».

Esta asegura que si la comida se recoge velozmente, en un lapso menor a los 5 segundos, se podrá consumir sin ningún riesgo.

No obstante, un estudio realizado por científicos de la Universidad Rutgers, ubicada en Nueva Jersey (EEUU), determinó que esta supuesta regla no protege a la comida de las bacterias del suelo.

El doctor Donald Schaffner lideró la investigación, que duró dos años y determinó que no importa qué tan rápido recojas los alimentos que caen al suelo, siempre recogerás bacterias con ellos.

El estudio probó cuatro superficies diferentes: acero inoxidable, baldosas de cerámica, madera y alfombras.

Asimismo usó cuatro alimentos diferentes: sandía cortada, pan, pan con mantequilla y gomitas de fresa.

Las cuatro superficies fueron tratadas con una bacteria similar a la salmonella y se dejó caer la comida sobre ella. A continuación, se midieron cuatro tiempos diferentes de contacto de los alimentos con la superficie: menos de uno y cinco segundos, 30 y 300 segundos.

Se replicaron diferentes combinaciones de superficie, comida y segundos 20 veces para un total de 128 combinaciones que dieron como resultado 2560 mediciones, según reseñó La Nación.

El estudio encontró que ningún alimento caído escapó por completo a la contaminación. También determinó que tiempos de contacto más largos resultaron en una mayor contaminación bacteriana.

Si bien la tasa de transferencia de bacterias en la madera varió, las alfombras tuvieron la tasa de transmisión más baja. Esto en comparación con las baldosas y el acero inoxidable.

En cuanto al alimento, su composición, la superficie sobre la que cae y el tiempo que dura, determina el índice de contaminación. La contaminación fue mayor en la sandía, por su humedad, y menor en las gomitas.

Entre el 48 y el 70 % de las bacterias en el suelo llegaron a la comida

Por su parte, el científico Paul Dawson, de la Universidad Clemson, llevó a cabo un estudio previo para saber cuántas de las bacterias del suelo llegan a la comida tras caer al piso.

“Cuando los comestibles se dejaron caer sobre madera o baldosas y se dejaron allí durante cinco segundos, entre el 48 por ciento y el 70 por ciento de las bacterias del suelo llegaron a la comida”, determinó Dawson.

Estos estudios desmintieron la veracidad de esta «regla de los cinco segundos», por lo que recomendaron no consumir ningún alimento que haya caído al suelo.

Información Caraota Digital

Whinder Castrillo