Hijos de presos políticos exigen la liberación de sus familiares: Nos falta papá
jmontoya
4 de diciembre de 2023
Hijos de presos políticos exigen la liberación de sus familiares: Nos falta papá

 

Los hijos de los presos políticos en Venezuela comenzaron el 1 de diciembre una campaña llamada «Nos faltan más, nos falta papá» para exigirle al gobierno de Nicolás Maduro la liberación de sus familiares. Los niños, adolescentes y jóvenes grabaron videos en los que narran la situación de sus padres y los divulgaron a través de las redes sociales.

Una de ellas, Loredana Hernández, hija del general Héctor Hernández da Costa, dijo que tiene cinco años sin ver a su padre, detenido desde el 13 de agosto de 2018 en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, a pesar de que tiene una medida de liberación inmediata de las Naciones Unidas.

¿Bandera de Venezuela o de Guyana? El video de la discordia en el Esequibo

«Quiero hablar de mi papá, no solo como el profesional, como el primero académicamente de su promoción ni como la persona honesta que siempre se ha caracterizado; quiero hablar de mi papá, el que me enseñó a través del ejemplo que los estudios y la disciplina me llevarían por el camino correcto. Desde hace cinco años no veo a mi padre, desde hace cinco años he tenido que convivir con esta injusticia, con este dolor que como hija me invade el alma», manifestó la joven.

«Pedimos que escuchen nuestra voz»

Los hijos del teniente coronel Igber Marín Chaparro, Manuela y Rodrigo Marín recordaron que desde hace casi seis años no comparten una Navidad junto a su padre.

«Es por eso que este año, como en todos los anteriores, le pedimos a las autoridades de Venezuela, especialmente al presidente Nicolás Maduro, que escuche nuestra voz y le otorgue la libertad para poder recibir junto al Niños Jesús», manifestaron.

Fabiola García Padilla, hija del coronel Oswaldo García Palomo, dijo que su padre está privado de libertad en los sótanos de la Dgcim desde enero de 2019 y afirmó que en los últimos cuatro meses no le han permitido «ningún tipo de contacto ni visita» con sus familiares.

«Durante estos cinco años en los cuales ha estado privado de libertad, más que extrañar a nuestro padre, extrañamos a nuestro mejor amigo, a nuestra persona que siempre ha sido confidente; durante estos cinco años, tanto mi hermano como yo hemos tenido éxitos profesionales y personales que desgraciadamente no hemos podido compartir con él ya que se encuentra tan lejos y privado de libertad, en una épica como esta pedimos por su libertad y la de todos los presos políticos.

Información El Nacional

jmontoya