Las mejores (y más locas) teorías conspirativas de la historia
Whinder Castrillo
27 de julio de 2023
Las mejores (y más locas) teorías conspirativas de la historia

 

Hay tantas teorías de la conspiración como estrellas en el cielo, pero algunas tienen más fama que otras. Desde los efectos de la vacuna a que la Tierra es plana o que Finlandia no existe, algunas parecen tener más sentido que otras, aunque al final se basan en cosas muy parecidas: el hecho de que un grupo de población que controla todo nos oculta la verdad, por algún motivo, y solo algunos individuos son capaces de saber que vivimos engañados (al estilo cueva de Platón).

Por supuesto, las conspiraciones a veces son reales. El robo de Watergate es un buen ejemplo de una conspiración política que realmente sucedió. Pero los últimos años unidos con las redes sociales han creado un ambiente en el que parecen florecer, y algunas son absurdas cuando menos. Hoy recopilamos algunas de las más curiosas, aunque darían para varios artículos.

Los reptilianos se esconden entre nosotros

El término reptiliano fue popularizado por el expresentador de deportes (y conspiranoico) David Icke, que afirma desde los 90 que la humanidad es controlada por seres de otro planeta a los que llama Anunnaki (como los dioses sumerios), que serían algo así como híbridos de humanos y reptiles. Parece que la historia se remonta a los años 20, pero Icke ha sabido ajustarse a los tiempos y la historia de que los temibles reptilianos se esconden entre algunas de las caras más conocidas del mundo, moviendo los hilos (con ayuda de los Iluminati, como no podía ser de otro modo) tiene, sorprendentemente, bastantes adeptos. Según un estudio que se realizó durante las elecciones americanas de 2016 hasta 12 millones de americanos creían en esta curiosa conspiración.

EE UU oculta su programa de ovnis, según un ex funcionario de Inteligencia de la Fuerza Aérea

La muerte de Diana

Cuando falleció Lady Di en 1997, como sucede con los personajes que son muy famosos, pronto surgieron teorías de la conspiración asegurando que quizá no había muerto. Pero, a diferencia de muchas otras, esta en concreto tenía un multimillonario que la promocionaba: Mohamed Al-Fayed, el padre de Dodi Al-Fayed, quien falleció junto con Diana. Al-Fayed afirmaba que el accidente en realidad era un asesinato perpetrado por parte de las agencias de inteligencia británicas, a petición de la Familia Real.

Lady Di, en una imagen de archivo. (Getty)
Lady Di, en una imagen de archivo. (Getty)

Las afirmaciones de Al-Fayed fueron examinadas y descartadas como infundadas por una investigación de 2006; al año siguiente, en la investigación de Diana, el forense afirmó que “la teoría de la conspiración propuesta por Mohamed Al Fayed ha sido minuciosamente examinada y se ha demostrado que carece de fundamento”. El 7 de abril de 2008, el jurado forense concluyó que Diana y Al-Fayed habían fallecido como consecuencia de la negligencia de su chofer ebrio y los paparazzi que los perseguían.

“Ellos” quieren que comamos bichos

¿Quiénes son ellos? Los de arriba. ¿Quiénes son los de arriba? Pues los que mueven los hilos. Pero, ¿qué hilos? Da un poco igual, tampoco hay que hacer tantas preguntas. El caso es que algunas personas (y personalidades como Michael Knowles o Tucker Carlson) aseguran que, como para combatir el cambio climático los expertos recomiendan comer menos carne y más plantas, en realidad lo que quiere “la clase dominante” es que comamos insectos. Se suele usar por algunas personalides conservadoras estadounidenses como las antes mencionadas para burlarse de cualquiera que sugiera la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Estelas químicas, por supuesto

Lo habrás escuchado en más de una ocasión. ¡Nos están fumigando! Antes, en el pasado los cielos estaban limpios y azules como los de los poemas de Machado, pero en la actualidad no vemos más que esas largas estelas blancas dejadas por los aviones, lo que ha generado una curiosa teoría de la conspiración: los chemtrails.

A medida que los aviones viajan, dejan tras de sí largas estelas de condensación de agua llamadas estelas. Estas huellas en forma de nube se disipan rápidamente. Sin embargo, los conspiranoicos creen que los rastros de condensación están llenos de otras sustancias químicas que los científicos y los gobiernos están sembrando en la atmósfera. ¿Por qué? Elige tu razón. Puede ser una guerra biológica o el control de la población o la geoingeniería o un intento de manipular el clima. Un estudio de 2016 incluso desacreditó científicamente las estelas químicas y no encontró evidencia de estelas inusuales o contaminación inexplicable en el medio ambiente, pero la teoría ahí sigue, imbatible.

La muerte de Paul McCartney

Los famosos no solo sirven para crear teorías sobre asesinatos como el de Diana, también directamente para asesinarlos o jurar que siguen vivos y que están disfrutando de la vida en una playa paradisíaca. Un ejemplo de ello es Paul McCartney, que supuestamente lleva muerto desde los años 60.

Supuestamente un 9 de noviembre de 1966, Paul tuvo una discusión con los otros Beatles, salió furioso del estudio y fue decapitado rápidamente en un accidente automovilístico

Concretamente, un 9 de noviembre de 1966 tuvo una discusión con los otros Beatles, salió furioso del estudio y fue decapitado rápidamente en un accidente automovilístico. Para encubrir todo, la banda contrató a alguien que se parece (y suena igual). No es el único, otra teoría disparatada apunta lo mismo con Avril Lavigne, que supuestamente habría sido sustituida por una doble llamada Melissa Vandella.

Información El Confidencial

Whinder Castrillo