ONG denuncia que en el Lago de Maracaibo se derraman entre 500 y 1.000 barriles diarios de petróleo
Vanessa Acosta
30 de junio de 2023
ONG denuncia que en el Lago de Maracaibo se derraman entre 500 y 1.000 barriles diarios de petróleo

La Fundación Azul Ambientalistas pidió al gobierno nacional declarar estado de emergencia por los constantes derrames de petróleo que se registran en el Lago de Maracaibo y que dejan secuelas irreversibles en el ecosistema, la flora y la fauna e impactan a miles de familias que viven exclusivamente de la pesca.

Gustavo Carrasquel Parra, director general de Azul Ambientalistas, subrayó que si bien cuantificar cuántos derrames se han registrado sólo este año es difícil en virtud de la ausencia de información oficial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), por la expansión de las manchas de hidrocarburos que han podido apreciar a través de imágenes satelitales, calculan que entre 500 y 1.000 barriles diarios de petróleo se derraman en este cuerpo de agua.

“Creo que ni la misma industria petrolera puede cuantificar cuántas fugas o derrames se están desarrollando en el Lago de Maracaibo”, aseguró, al tiempo que detalló que existen alrededor de 25.000 km de tuberías sublacustres con más de 80 años, además de 15.000 pozos, muchos de ellos inactivos.

Pero los derrames de crudo en este reservorio de agua no son nuevos. No obstante, Carrasquel Parra destaca que a partir de junio suelen ser más recurrentes. “Nosotros lo llamamos la temporada de derrames, que se acentúa por los meses de junio en adelante, ya que comienza la temporada de huracanes en el Mar Caribe “, explicó.

En un boletín divulgado el 7 de marzo de 2022 por el Observatorio Venezolano de Derechos Ambientales, Clima 21,  refirió que el desmantelamiento progresivo de  PDVSA trajo como consecuencia que “la enorme infraestructura de pozos, tuberías, vehículos dentro del lago quedara desatendida, así como fuera abandonada gran parte de la actividad de mantenimiento y prevención”, razón por la cual los derrames comenzaron a ocurrir de manera regular.

En 2011, según cifras del Ministerio del Ambiente citadas por Clima 21, en el lago se producían alrededor de 15 derrames mensuales de distintas escalas. “A pesar de ese mal récord, PDVSA redujo en casi un 50% en 2011 las inversiones en el área ambiental. Asimismo, se fue incrementando la opacidad y ausencia de respuesta ante las situaciones que se presentaban”, recalcó en el boletín.

Desde 2016, la estatal petrolera venezolana dejó de publicar sus informes. Clima 21 subrayó que en el último reporte, “PDVSA reconoció limitaciones de equipos y herramientas para actuar de forma más eficiente en la contención de los derrames. Sólo para ese año la empresa admitía que se habían vertido 36.124 barriles de hidrocarburos al ambiente”. Asimismo,  en 2019 grupos ambientalistas reportaron derrames que ocupaban 500 kilómetros cuadrados en el lago.

 

Medidas urgentes

Carrasquel Parra hizo énfasis en que el daño que ha sufrido el Lago de Maracaibo acumula unos 30 años y que revertirlo no es tarea sencilla, razón por la cual se necesita mucho más que las jornadas de recolección de desechos que suelen ser emprendidas por PDVSA.

“Simples jornadas de limpiezas superficiales en la orilla no van a resolver el problema. Quitar el alquitrán una vez que ha penetrado los ecosistemas no es tarea fácil, se requieren equipos especializados, con entrenamiento, tecnología y técnicas novedosas”, aseveró.

Además, indicó que cuando el petróleo entra en contacto con el agua sufre una serie de cambios. “Primero se dispersa, se evapora, luego se va emulsionando por la presión del agua, esa emulsión se va sedimentando hacia los fondos, de los fondos se alquitraliza y, por la acción de las corrientes, va siendo desplazado hacia la orilla, que es lo que queda a la vista”, refirió.

Escuche la entrevista completa aquí:

Vanessa Acosta