Portuguesa no pudo con el chileno Palestino en la Copa Libertadores
Orlando Piñango
21 de febrero de 2024
Portuguesa no pudo con el chileno Palestino en la Copa Libertadores

 

El chileno Palestino, en su primer partido del año, venció este martes 2-1 a domicilio a Portuguesa para tomar ventaja en su cruce por la segunda ronda en la Copa Libertadores 2024.

Los ‘árabes’ reaccionaron después de encajar un tempranero gol, llevándose el triunfo en la ida de esta eliminatoria en el estadio Brígido Iriarte, en Caracas. Tuvieron anotaciones de Brayan Carrasco de penalti en el minuto 15 y el argentino Gonzalo Sosa en el 31.

El Portuguesa, un histórico en Venezuela que ganó cinco campeonatos locales en la década de 1970 y que reaparecía en la Libertadores tras 40 años, se adelantó por un tanto en propia puerta del central Cristian Suárez en el 9.

La vuelta se disputará el martes de la próxima semana en Rancagua.

LVBP suspendió por dopaje a Jhoulys Chacín por doce juegos

El ganador enfrentará en la tercera ronda al triunfador entre Atlético Nacional de Colombia y Nacional de Paraguay.

Respuesta rápida

Tardó 40 años el retorno a la Libertadores para el Portuguesa, pero tardó poco su primer gol: Suárez mandó la pelota al fondo de su propio arco cuando intentaba despejar un cabezazo de Darvis Rodríguez tras un tiro de esquina.

La respuesta de Palestino, sin embargo, fue igualmente veloz.

Fernando Cornejo cayó en el área y el árbitro pitó un penal cuestionado por los locales. Carrasco lo capitalizó.

Palestino tomó entonces el control ante un adversario descolocado y Sosa puso a los suyos al frente, al conectar un centro desde la izquierda del extremo Jonathan Benítez.

Sosa estrenaba camiseta, pues es uno de los fichajes del equipo entrenado por Pablo Sánchez, después de haber marcado 15 goles en todas las competiciones la temporada pasada con otro club de Chile, el Audax Italiano.

Calma

Palestino manejó su ventaja con tranquilidad frente a un rival que dependía demasiado del daño que pudiese hacer a pelota quieta y de largos pelotazos buscando a sus delanteros, en especial a Richard Blanco, su principal figura.

Blanco venía de marcar el viernes su gol 200 en el fútbol venezolano, convirtiéndose en el tercer jugador que alcanza esa cifra en el campeonato de su país tras Juan García (267) y Rafael Castellín (208), pero esta vez estuvo muy lejos de mover las redes.

Palestino maniobraba a gusto.

Solo en los últimos minutos pisó el acelerador, aunque sin ampliar diferencias.

Información AFP

Orlando Piñango