Proyecto Remo: iniciativa ciudadana para promover la lectura y el intercambio de conocimientos con microbibliotecas
Vanessa Acosta
27 de diciembre de 2023
Proyecto Remo: iniciativa ciudadana para promover la lectura y el intercambio de conocimientos con microbibliotecas

Como bien lo describe en su perfil de la red social Instagram, Proyecto Remo (@proyecto_remo) es un emprendimiento social y ciudadano cuyo propósito es sembrar microbibliotecas en muchos rincones de Venezuela. Su lema: “lleva un libro, deja un libro”.

Detrás de esta iniciativa que busca promover e incentivar la lectura y el intercambio de conocimientos, además de contribuir en la construcción del tejido social y la democracia, está Oscar Hernández Bernalette, escritor, embajador y diplomático jubilado, quien relató que la idea surgió tras el fallecimiento del periodista y vicepresidente editorial de El Nacional, Argenis Martínez, de quien era amigo cercano.

“Tras la muerte de Argenis, un grupo de amigos periodistas, especialmente Patricia Spadaro,que era muy cercana, me dijo: ´hemos decidido que te vamos a dejar a ti parte de la biblioteca de Argenis´ (…) Había visto en otros países la idea de tener una biblioteca abierta que pudiera albergar libros y se me ocurrió que era el momento de poner los libros de Argenis en esa biblioteca”, recordó.

Hernández se puso manos a la obra y utilizando material reciclado, con la ayuda de un vecino carpintero, construyó la primera biblioteca. “Arrancamos poniéndola en la parte externa de mi casa. Pusimos los libros de Argenis, invitamos a sus colegas del diario El Nacional, sus amigos y familiares”, afirmó.

A la idea de Hernández se sumaron otras personas más, entre ellos el activista Andrés Schloeter y José Nicolás Briceño. Una vecina que vio la microbiblioteca en Los Chorros, le pidió hacer una igual y colocarla en la Urbanización Miranda. Así, lo que comenzó con dos microbibliotecas, se convirtió en once.

“Para hacer la historia corta, ya ese proyecto,como iniciativa ciudadana, tiene once casas colocadas. Mañana inauguramos una en Palo Verde, la semana que viene colocamos una en el Parque La Paz en Petare. Tenemos solicitudes de Cumbres de Curumo, de Valencia, y ya colocamos la primera fuera de Caracas, que fue en el casco histórico de Puerto Cabello”, relató Hernández.

El escritor afirmó que esta iniciativa está dirigida principalmente a niños y jóvenes, para incentivar en este grupo etario el hábito de la lectura. No obstante, ha despertado el interés de personas de todas las edades.  “Esto tiene como objetivo fundamentalmente los niños y los jóvenes, que dejemos un poco los teléfonos y la tecnología, que son muy útiles, pero también te abstraen. No hay nada como la lectura, un libro a la mano para contribuir a generar ideas y pensamientos (…)Estamos buscando el apoyo y sinergia para que podamos hacer 100 casitas en todo el país el año próximo”, refirió.

Afortunadamente, los libros se han multiplicado desde que hicieron la primera “casita”, como llama Hernández a las microbibliotecas. Para su instalación, es necesario cumplir unos sencillos requisitos. “Siempre en la comunidad donde colocamos las casitas pedimos, por ejemplo, que ellos pongan los primeros libros. En segundo lugar, ellos deciden a quién le dedican las casitas; todas las microbibliotecas del Proyecto Remo están dedicadas a alguna persona o institución.

Por ejemplo, la primera microbiblioteca construida por Proyecto Remo está dedicada al periodista Argenis Martínez; la que instalaron en La Carlota, a la comunidad italiana. La que instalaron en la Urbanización Miranda fue en honor Miguel Otero Silva; la que está en Terrazas de Guaicoco, a Rafael Cadenas.

“Una que hicimos en Petare fue dedicada a una abuelita que contribuye y ayuda mucho a los niños en las tareas dirigidas. Todo eso va generando interés y, hasta ahorita,todas están muy cuidadas.Tú abres tu casita, metes la mano, sacas libros y pasan cosas interesantes.En estos días encontramos que hay una señora que deja unas cartas muy lindas, escribe poemas, escribe ideas y las deja”, contó.

Para donar libros o para solicitar la instalación de una microbiblioteca en alguna comunidad, puede escribir a la dirección de correo electrónico:  proyectoremo1071@gmail.com.

 

 

 

Vanessa Acosta