Ricardo Chaneton suma otro reconocimiento a su estrella Michelin
jmontoya
1 de abril de 2022
Ricardo Chaneton suma otro reconocimiento a su estrella Michelin

Información El Pitazo

El chef venezolano radicado en Hong Kong, Ricardo Chaneton, tiene otro motivo para celebrar. Este año, su restaurante Mono recibió una estrella Michelin, el reconocimiento más prestigioso de la gastronomía en todo el mundo; y esta semana, se conoció que fue incluido en la célebre guía de los mejores 50 restaurantes de Asia.

Ocupó el puesto 32 en la lista y es primera vez que un restaurante latinoamericano es incluido. “Aprovechamos este momento para seguir hablando de quiénes somos, de dónde venimos, la cultura de nuestro país y nuestras raíces”, asegura Chaneton.

Para celebrar, preparó un pabellón criollo para todo su equipo de trabajo, plato que afirma es de los que más extraña de Venezuela.

Mientras estuvo en el país su primer acercamiento a los fogones fue en una pizzería en San Antonio de Los Altos y también trabajó en un restaurante de carnes, hasta que tuvo la oportunidad de llegar a la cocina de Le Gourmet, restaurante de gastronomía francesa de mucha tradición en Caracas. Sin embargo, viajar a España le abrió nuevos horizontes. Allí tuvo la oportunidad de trabajar en Quique Dacosta, reconocido con estrella Michelin.

Un chef que viene de muchos sabores

Después de esa experiencia llegó a otro importante y reconocido restaurante en Francia para luego instalarse en Hong Kong. En la nación asiática trabajó en Petrus, que también cuenta con una estrella Michelin que, en parte, es de Chaneton. Decidió dejarlo poco tiempo antes de que se la dieran y fue entonces cuando decidió abrir Mono junto a su socia Yenn Wong.

Sus habilidades en la cocina son innegables, pero confiesa que, contrario a lo que suele ocurrir con otros grandes y reconocidos chefs, en su familia no hay grandes cocineros, sino una rica mezcla de culturas que le ha servido de inspiración.  “A mi abuelo argentino le encantaba hacer sus empanaditas fritas, mi abuela venezolana cocinaba unas caraotas divinas; una abuela colombiana que me cocinaba ajiaco, bandeja paisa y mi abuelo italiano, de un país conocido por su buen comer”, relata.

jmontoya