Secel UCAB 2023: Estudiantes de bachillerato siguen reprobando materias fundamentales
jmontoya
29 de noviembre de 2023
Secel UCAB 2023: Estudiantes de bachillerato siguen reprobando materias fundamentales

 

Por cuarto año, este lunes 27 de noviembre se presentó el informe de resultados del Sistema de Evaluación de Conocimientos en Línea (SECEL), correspondiente al año escolar 2022-2023.

A partir de pruebas preparadas por expertos de la universidad y aplicadas vía internet, el estudio es elaborado, desde 2019, por la Escuela de Educación de la UCAB y tiene como objetivo ofrecer un diagnóstico sobre el aprendizaje real de los alumnos de educación media del país en siete materias fundamentales del currículo: matemáticas, habilidad verbal, ciencias sociales, ciencias naturales, química, biología e inglés.

El diagnóstico se hace independientemente de las calificaciones que los estudiantes hayan obtenido en sus colegios durante el año escolar.

La presentación  del reporte de resultados fue moderada por el director de la Escuela de Educación, Carlos Calatrava, y contó con las intervenciones de los profesores José Javier Salas,  coordinador de Proyectos Especiales de la Escuela de Educación, y Lizette Martínez, directora de la Escuela de Letras, responsables de las áreas de matemáticas y habilidad verbal. También participaron las profesoras Migdalia Lezama, Celsa Afonso Dos Santos y Elida León, quienes ofrecieron algunos datos de las áreas de ciencias sociales, ciencias naturales e inglés.

A la actividad acudieron, por primera vez, funcionarios y docentes del Ministerio de Educación, encabezados por su subdirector administrativo, el profesor Reinaldo Rodríguez.

Plan República toma las escuelas este miércoles #29Nov por referendo consultivo

En representación del Observatorio Nacional de la Calidad Educativa (ONCE) del Ministerio, Rodríguez ofreció la ponencia “Análisis de las primeras evidencias en los logros de aprendizaje en primaria”, en la cual habló de un proyecto que viene adelantando ese órgano entre alumnos de primero a sexto grado, mediante de la aplicación de pruebas similares a las del SECEL que buscan responder a la pregunta: “¿Qué sabe hacer el estudiante con lo que sabe?”.

MÁS DE 23.000 PRUEBAS, RESULTADOS REPRESENTATIVOS

Para la edición SECEL 2022-2023, la muestra estuvo conformada por 23.440 pruebas (51,54% de habilidad verbal y el 48,46% de matemáticas) en las que participaron estudiantes entre 6to. grado de primaria y  5to. año de bachillerato, pertenecientes a instituciones públicas (52,79%)  y privadas  (47,21%) de seis regiones: Caracas, Miranda, Bolívar, Nueva Esparta, Lara y Zulia.

Aunque la representatividad geográfica fue menor respecto a la edición anterior (en 2022 participaron alumnos de 17 entidades), la cantidad de exámenes creció 43% versus el año pasado, cuando se hicieron unas 16.000 pruebas.

«Se ha atendido de forma individual y gratuita a 17 organizaciones educativas, la mayoría privadas de ámbito local y algunas nacionales con presencia en múltiples estados. Además se atendió de forma privada a 7 colegios, con aplicaciones exclusivas del SECEL a sus estudiantes«, se lee en un resumen del informe, en el que se precisa que  los exámenes se hicieron de forma virtual a través de herramientas digitales como Google Forms y Quizizz.

RASPADOS EN MATEMÁTICAS: LOS DE 5TO. AÑO SON LOS PEOR CALIFICADOS

Según explicó el profesor José Javier Salas, para el análisis de las competencias en matemáticas «se puso el foco en el desarrollo del pensamiento lógico expresado en la resolución de problemas, el modelaje y las representaciones del entorno, por encima del manejo algorítmico o mecánico».

El educador reveló que, tras consolidar los resultados de las 11.358 pruebas realizadas en habilidad numérica, ocho de cada 10 alumnos (78,37%)  reprobaron (8.901 estudiantes) mientras 21,63%, aprobó  (2.457 alumnos), es decir, solo 2 de cada 10  consiguieron una calificación de 10 o más.

Precisó que la nota global obtenida, en el ámbito numérico, por los estudiantes de educación media fue de 7,53 puntos sobre 20, es decir, en promedio los alumnos de bachillerato no poseen las competencias mínimas en la materia.

Comparativamente hablando, el profesor informó que el desempeño empeoró respecto al año pasado, cuando la puntuación promedio en matemáticas fue de 8,1 sobre 20.

Además, indicó que la brecha de aprendizaje entre colegios privados y públicos se mantiene, aunque no es muy significativa. La nota promedio de los alumnos de planteles privados es de 7,76/20 y la de los de los públicos subvencionados es de 7,26/20 puntos.

Salas también alertó que el rendimiento en matemáticas empeora dramáticamente entre los alumnos de 5to. año. «El promedio global de notas de los estudiantes se mantiene entre 6,75  en 1er. año y 7,53 en 4to año. Sin embargo, en el último año, el rendimiento cae 2 puntos, con un promedio global de 5,61 puntos sobre 20 para los bachilleres recién graduados», dijo.

El docente llamó a atender estas carencias de inmediato. Cree que el abordaje de la matemática en algunos casos es «tradicional y descontextualizado, lo que dificulta el desarrollo de las competencias esenciales». Entre las causas asociadas, identificó los efectos del confinamiento por la pandemia, las clases a distancia, la ausencia de personal calificado y el rezago en la adopción de paradigmas educativos actuales.

“Sin duda el tema del covid-19 y la brecha académica han logrado agravar el panorama, aunque antes del covid-19 ya estábamos mal. Lo que pasa es que el covid- 19 es la excusa para que estemos peor. Y esto nos obliga a trabajar en equipo. Hay que entender que todo lo que hacemos en cada una de nuestras áreas de actuación debe ser redefinido en términos de que lo que se aprende es porque sirve para reconocer y entender el universo, la sociedad y todo lo que nos rodea. Pero esa no parece ser la política asimilada por los profesores y los maestros. No se trata de transmitir, se trata de lograr que el estudiante logre algo con los conocimientos adquiridos”, reflexionó el profesor Salas.

HABILIDAD VERBAL: MEJORÍA LEVE, PERO INSUFICIENTE

Para diagnosticar las competencias en habilidad verbal, se aplicaron 12.082 exámenes que evaluaron tres grandes secciones: comprensión lectora, habilidades gramaticales y de ortografía, y producción escrita.

Según explicó la profesora Lizette Martínez, en esta área del conocimiento el rendimiento de los estudiantes  de educación media general es un poco mejor. Del total de alumnos que tomaron la prueba, 6.650 (55,04%) reprobaron mientras unos 5.432 (44,96%) lograron una nota igual o superior a 10.

Respecto al año pasado, las notas mejoraron ligeramente, pero siguen siendo insuficientes. La calificación promedio pasó de 8,62/20 en 2022 a 9,11/20 en 2023, es decir, los alumnos no tienen los conocimientos mínimos.

Igual que sucede con matemáticas, persiste la brecha de aprendizaje entre alumnos  de planteles privados y públicos, aunque en habilidad verbal los de instituciones privadas se mantuvieron ligeramente sobre la línea aprobatoria, con una nota promedio de 10,15 puntos sobre 20, mientras los del sector público subvencionado registraron calificaciones promedio de 8,37/20.  Es decir, una diferencia de más de 1 punto.

El comportamiento a lo largo del bachillerato es más o menos similar. Entre los alumnos de 1er. año la calificación promedio es de 10,72/20 y termina en 9,11/20 al finalizar el 5to. año.

La profesora Martínez destacó que el problema de aprendizaje en la escuela venezolana es estructural y  señaló la importancia de que estos resultados se difundan y compartan para que, tanto directivos como profesores de los planteles, conozcan las carencias y debilidades presentes en esta área clave del conocimiento.

“Si sobre la base de un diagnóstico, sobre la manera en cómo se usa el lenguaje, se diseñan estrategias para poner en marcha el lenguaje, entonces, probablemente, el estudiante va a mejorar progresivamente ,si esas debilidades se trabajan de forma secuencial entre primer y quinto año. El problema es que, por lo general, lo que se da en primer año se repite en segundo, se repite en tercero. Entonces parece que uno siempre está viendo lo mismo, pero eso no se pone en conexión con la vida o la cotidianidad”, puntualizó Martínez.

Tanto en habilidad verbal como en matemáticas, los análisis de las pruebas del SECEL evaluaron el uso del conocimiento adquirido, la comprensión de las nociones básicas generales y las habilidades de reflexión y aproximación práctica a través de lo aprendido.

«Los resultados mostraron que los estudiantes en medida global tienen una deficiencia alarmante en la comprensión inferencial (predicción, inferencias, síntesis e interpretación de significados) y compresión crítica (análisis, deducción e interpretación) en cada una de las áreas evaluadas», aseveró Lizette Martínez.

PANORAMA DESALENTADOR EN OTRAS MATERIAS DEL CURRÍCULO

A diferencia de las últimas entregas, en esta edición del Sistema de Evaluación de Conocimientos en Línea también se dieron a conocer datos sobre  el nivel de aprendizaje que tienen los alumnos de educación media en materias relacionadas con las ciencias sociales, las ciencias naturales y el inglés.

Para estas áreas del conocimiento se aplicaron 3.399 exámenes durante los meses de junio, julio y octubre de 2023, discriminados de la siguiente forma: 1.236 de ciencias sociales, 1.017 de inglés, 943 de ciencias naturales, 250 de química y 178 de física.

Los representantes de la Escuela de Educación aclararon que el número de pruebas es muy bajo para hacer inferencias sobre el rendimiento académico a nivel nacional. Sin embargo, señalaron que los resultados permiten observar algunas tendencias.

En el caso de las ciencias sociales, la profesora Migdalia Lezama explicó que las pruebas diagnosticaron cuál es la comprensión que tienen los alumnos del tiempo histórico en su dimensión cultural, la contextualización de los hechos históricos y el reconocimiento de sus rasgos distintivos, así como la diferenciación entre el tiempo cronológico y el tiempo histórico.

Los resultados evidenciaron, por ejemplo, que solo 28.5% de los estudiantes son capaces de responder correctamente preguntas relacionadas con historia de Venezuela, lo que muestra que siete de cada 10 alumnos no poseen los conocimientos y habilidades en este ámbito.

«Compañeros, nuestra gran dificultad es que nuestro alumnos no entendieron la pregunta, y no la entendieron porque hay dificultades en la comprensión lectora, y si hay dificultades en esta área, los estudiantes tienen una gran traba para argumentar y para escribir«, afirmó Lezama.

En ciencias naturales, Celsa Afonso Dos Santos explicó que la prueba estuvo formada por bloques temáticos enfocados en la resolución de problemas, aplicación de conceptos e interpretación de situaciones de la vida cotidiana en las áreas de la física, la química y la biología.

Los resultados mostraron que, en promedio, solo el 28,8% de los estudiantes respondió correctamente las preguntas y 16.4% manifestó no saber o comprender las preguntas que se presentaban en la evaluación.

Afonso Dos Santos resaltó la «dificultad para comprender y aplicar conceptos científicos en la resolución de problemas», al igual que en la «toma de decisiones e  interpretación de situaciones de la vida cotidiana». Además, dijo que se demuestra la practica del alumnado de «memorizar hechos en lugar de comprender los conceptos científicos».

Respecto al inglés, la profesora Elida León explicó que el examen aplicado a través del SECEL se compuso de tres secciones: uso de vocabulario y gramática, comprensión de lectura y comprensión auditiva.

La especialista advirtió que, en el transcurso de la educación media, el desempeño global de los estudiantes en el idioma inglés presenta dos picos importantes de caída.

«El primero ocurre en el tercer año, con puntuaciones deficientes en el uso del lenguaje (7,02 puntos), la comprensión lectora (7,89 puntos) y la comprensión auditiva (7,95 puntos). El segundo pico, aún más alarmante, se produce en el quinto año, cuando el rendimiento académico de los bachilleres próximos a graduarse se desploma con puntajes en uso del lenguaje de 6.62 puntos, la comprensión lectora en 7.61 puntos y la comprensión auditiva con 7.92 puntos», dijo la docente e investigadora.

Dentro de los resultados se muestra un índice superior en la comprensión auditiva de los estudiantes de 1ero, 2do, 3ero y 5to año, en comparación con las demás competencias evaluadas. León resaltó que esto se debe a la alta exposición del alumnado al idioma ingles en redes sociales, plataformas de streaming y videojuegos. «Hay un aprendizaje allí que no le estamos dando nosotros a nuestros estudiantes en el salón, algo en lo que ellos están saliendo mejor. Esto da para pensar» reflexionó León.

EL SECEL Y LOS DOCENTES: ¿QUÉ HACER?

En vista de los resultados, los investigadores de la UCAB resaltaron la necesidad de de  acompañar a los docentes en la actualización de sus conocimientos y de sus prácticas pedagógicas.

José Javier Salas resaltó que en la última evaluación que se hizo,  desde el SECEL sobre las competencias de los profesores en el área de matemáticas, el promedio de notas alcanzada por ellos en la materia no superaba los 12 puntos sobre 20.

«En el caso de matemáticas la gran dificultad está en la ausencia de rumbo didáctico, es como si la brújula se congeló y los fines educativos siguieran siendo los mismos. No se trata de tiempo. Aunque poco, puede ser suficiente si se tiene claro hacia donde caminar. No se trata de medios, porque el mismo examen escrito a máquina en 1990 no puede ser mejor por escribirse en computadora o montarlo en un portal de exámenes digitales. En definitiva, no tiene que ver con tiempo o con medios. Tiene que ver con fines y propósitos, los cuales no pueden ser los mismos de hace 40 años», comentó.

Por su parte, Lizette Martínez manifestó su preocupación por cómo se ha afianzado la crisis del sistema educativo. La profesora reconoció que superarla no es sencillo, dada la influencia de las nuevas tecnologías sobre el proceso de aprendizaje y las dificultades que supone para los maestros avanzar en su propia actualización, debido a la situación socioeconómica que enfrentan.

«Para nadie es un secreto que es más sencillo dedicarse a cualquier otra cosa que mantenerse en la escuela, y que los profesores, son muy maltratados. No reciben ni la retribución económica, ni la motivación para mantenerse, entonces lo natural es que vaya el nivel educativo vaya en detrimento y que a los estudiantes les cueste cada vez más leer y escribir. Si a esto le sumas que la tecnología no se ve como algo que enriquece la experiencia, sino como algo que sustituye y evita que tú tengas que esforzarte para leer y escribir, porque una inteligencia artificial lo hace, entonces es como mucho más sencillo hacer eso que prepararte», destacó.

En nombre del Ministerio de Educación, el profesor Reinaldo Rodríguez señaló como positiva la realización de estudios como el SECEL. Apuntó la necesidad de reconocimiento institucional para desarrollar una alianza entre varios sectores en pro de la calidad educativa.

«Lo mas importante de que el Ministerio de Educación esté dentro de los espacios de la UCAB es la posibilidad de reconocernos como contribuyentes de esta calidad educativa. Esa responsabilidad no solo recae en los maestros, sino también los estudiantes que se están formando, porque al final son ellos los que van a salir a la calle, a una escuela o una institución, y es bueno que vean esta alianza como una oportunidad. Ya nos estamos dando cuenta de que nos estamos esforzando, pero que ahora debemos sumarnos en un solo punto y caminar un solo sendero en pro de la educación», apuntó.

El informe de resultados del Sistema de Evaluación de Conocimientos en Línea (SECEL) correspondiente al año escolar 2022-2023 está disponible, para su descarga, haciendo clic aquí: PresentacionResultadosSECELNoviembre2023

Los interesados en obtener más información sobre las ediciones anteriores del SECEL pueden seguir la cuenta @EducaciónUCAB en redes sociales o ingresar al portal https://educacion.ucab.edu.ve/investigacion/secel/

Información El Ucabista

jmontoya